Querida yo del pasado…

niña tristeNiña mía del pasado… te veo en mi memoria y recuerdo tu carita siempre asustada, siempre indecisa, siempre temerosa. Te formaron sin conocimiento alguno de lo que encerraba tu alma. Y te lastimaron de diferentes maneras sin que puedas tú encauzar esas emociones. Desde entonces sentiste miedo a la vida y anduviste desde esos tiernos años dando tumbos.

Ha pasado mucho tiempo, niña mía del pasado, y las consecuencias de todo aquello que viviste se hicieron cada vez más grandes y dolorosas. Sólo quiero decirte que hay esperanza. Talvez este momento solo estemos en un trance o en un limbo tratando de amortiguar tantas heridas. Pero ya no vivimos en dolor extremo porque ahora somos conscientes de que todo lo vivido es solo parte de nuestra evolución y que vinimos a este mundo a sanar un alma herida, la nuestra.

Y así es, la estamos restaurando. Vamos lento porque vamos lejos. Pero no te desesperes porque siempre va a haber una luz. Talvez tú no te percates de esto, sólo vivirás y te dolerá, llorarás y caerás muchas veces. Pero si algo puedo decirte, niña mía del pasado, es que el tiempo de Dios es perfecto. La calma va a llegar. Y aunque las respuestas son difíciles de encontrar, hallaré ese camino, por ti, por mí, por nosotras.

Anuncios