La dieta del alma

La dieta del alma. libro

Las leyes espirituales tienen una solución para cada problema y por eso decidí transitar este camino diferente, alejado de lo tradicional.

El libro “la dieta del alma” no llegó por casualidad a mi vida como otros muchos libros, pero el nombre y la temática me atraparon enseguida.

La obra invita a cambiar la línea del pensamiento habitual, es decir, a eliminar las creencias arraigadas que tenemos con respecto al peso y construir nuevas creencias que nos permitan realizar cambios de una manera más holística. Y vaya que nos hace falta comenzar a pensar que nuestro cuerpo no es la causa de nuestros problemas sino que es un efecto de algo que no está bien dentro de nosotros, en otras palabras y como lo diría la propia Marianne Williamson, autora del libro:

“la mente es la causa; el cuerpo, el efecto”.

Mencionar al miedo como la causa principal pues es lo que bloquea el amor del que todos estamos hechos, es un concepto que calza de manera perfecta en la vida de muchas personas, incluyéndome.

Y es que, precisamente, ese miedo es el generador de los impulsos y reacciones poco saludables que adquirimos para sabotearnos. Lo cierto es que no sabemos estar en armonía y la falta de armonía implica falta de amor, y la falta de amor es sinónimo de miedo, el mismo que se aloja en la mente y forma parte de nuestras creencias, muchas inconscientes y tan arraigadas que son extremadamente difíciles de erradicar.

Sin embargo, tradicionalmente nos vamos por las ramas al momento de tomar acción, buscamos las menos indicadas, nos vamos directo a combatir el efecto pero a la causa la dejamos intacta.

Pero bueno, ahora que lo sabemos, vamos a encargarnos de extirpar ese miedo de nuestras entrañas, y lograr que ese vacío inerte que sentimos, se llene de amor, del amor más puro que puede existir, aquel que nos permite sintonizar con la energía positiva del universo.

La autora explica que los problemas de compulsión al comer se generan

“en una región mental en la cual, ofuscada en el plano espiritual, enloqueces temporalmente”,

y es precisamente este instante en el que no damos cabida a razonamientos y, por breve que sea el momento, siempre es suficiente para atiborrarnos con lo primero que encontremos al paso. Y lo asombroso es que somos plenamente conscientes de estas acciones, pero ahí radica el problema: a nivel consciente es poco lo que se puede hacer, por eso las dietas no duran nada. Es el nivel del subconsciente el que nos maneja porque ahí se guardan aquellas creencias dominantes que son las que generan estos impulsos.

Esto al parecer responde muchos de nuestros cuestionamientos de porqué la voluntad fenece conforme pasan los días, de porqué por más que nos propongamos siempre hay algo que nos hace tirar la toalla o, si aguantamos más de lo usual y llegamos a la meta, esta no se mantiene sino que volvemos los mismos hábitos e impulsos nocivos que nos subyugan.

Cuando hemos caído en ese círculo y nos volvemos a dar ánimos para volverlo a intentar, y así sucede cada vez, y cada vez, y cada vez…. entonces es cuando nos percatamos que algo falla y que talvez esto va más allá de nuestro entendimiento.

Por eso, muchos optamos por buscar nuevos caminos, y después de muchos golpes y tropiezos llega algo a nuestras manos que nos invita a tomar un camino diferente. Entonces, lo tomamos.

“Para resolver este problema tan arraigado y pernicioso, necesitas que las fuerzas y las leyes espirituales cooperen contigo. Para vencer, necesitas a Dios”

Esta nueva forma de enfocar el problema indica que lo que necesitamos es buscar un poder superior al nuestro, porque ni el intelecto, ni los conceptos, ni los razonamientos nos van a ser de mucha utilidad. Si así fuera no estaría yo aquí escribiendo estas palabras ni ustedes leyéndolas.

Y es que también suele suceder que llega el momento en el que decimos: “Basta! No lo vuelvo a intentar, ya sé en qué terminará esto, para qué esforzarme de nuevo. Solo desperdicio tiempo, energías y quedo más cansada que antes, y lo que es peor con mayor peso del habitual.” Y dicho esto nos echamos al dolor.

Entonces, aquí está una invitación a la búsqueda de un poder superior que nos limpie desde dentro las memorias, porque con razonamientos conscientes no ha sido posible. Cuando se hace referencia a Dios, la autora no se refiere a una religión, sino a un poder superior del que también somos parte. Es una invitación a erradicar el miedo y dar paso al amor, entendiéndose por amor a aquel estado en el que se es uno con el universo y con la divinidad. Para ello, el libro consta de 21 lecciones muy bien detalladas. Pienso que la clave para que todos estos aprendizajes nos sirvan es creer fervientemente que así será. Es depositar la esperanza en un nuevo camino a sabiendas de que lo transitamos de la mano de la divinidad, como antes no lo habíamos hecho.

Y para comenzar esta mágica aventura, he aquí unas hermosas palabras que la autora nos proporciona en su obra para pronunciarlas cada día de nuestro camino:

“Dios amado, inteligencia divina, te ruego que me libres de falsos apetitos y que alejes de mí tanto sufrimiento.
Libérame de mi yo compulsivo y muéstrame quién soy en realidad.
Te ruego que me concedas un nuevo comienzo.
Abre mi corazón para que pueda vivir en libertad al fin.
Amén”.

Finalmente, me permito recordarles que este es un blog lleno de amor y esperanza, y si tu alma no está lista para este camino, si sientes que estos conocimientos no te llegan ni retumban en tu ser, te enviamos mucho amor para que sigas tu propio sendero. Si por el contrario, sientes que es tu momento y que tu alma está dispuesta a trascender en este aspecto de tu vida, sé bienvenid@.

Gracias por leerme.

Con amor,

Vivi

Anuncios

Exprésate. Tu comentario será bienvenido... Clic aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s